10 mejores lugares para visitar en Costa Rica (con mapa)

Puede que sea un país pequeño en la masa terrestre, pero Costa Rica es uno de los parques naturales más grandes del mundo. Limita entre Nicaragua y Panamá, Costa Rica cuenta con la mayor densidad de flora y fauna del mundo, además de un terreno variado de montañas, valles, bosques, volcanes, playas, lagos y ríos. Una descripción general de la mejores lugares para visitar en Costa Rica:

10. Tamarindo

El sol durante todo el año, las impresionantes vistas, el ambiente relajado y la proximidad a los parques nacionales hacen de Tamarindo un destino popular para vacaciones familiares y aventuras ecológicas. Ubicada en la costa del Pacífico de Costa Rica, Tamarindo es una de las ciudades costeras más desarrolladas y accesibles de la región con carreteras pavimentadas y muchas instalaciones turísticas.

A menos de una hora de la ciudad de Liberia, Tamarindo es un pequeño paraíso tropical que se puede explorar fácilmente a pie, en taxis, autos de alquiler y scooters. La principal atracción de Tamarindo es su extensa playa donde los visitantes pueden disfrutar de una amplia gama de actividades, desde natación hasta surf, kayak, vela, esnórquel, buceo, windsurf y cruceros en bote. Con aguas profundas repletas de pargos, marlines, meros y atunes, así como otros peces trofeo, Tamarindo es una meca de la pesca deportiva con flotas de primer nivel y amplias operaciones. Los golfistas se deleitarán con los campos de golf de clase mundial de Tamarindo.

Muy cerca de la selva tropical, los visitantes pueden disfrutar de aventuras como caminatas por la jungla, recorridos en vehículos todoterreno, paseos a caballo y rafting. Hogar de uno de los santuarios más importantes del país para la anidación de tortugas laúd, el cercano Parque Nacional Marino Las Baulas es también un gran lugar para hacer caminatas, observar aves y observar la vida silvestre.

9. San José

San Jose

Rodeada de exuberantes valles y montañas verdes, la capital y ciudad más grande de Costa Rica, San José, es una ciudad moderna, con alojamiento, tiendas, restaurantes, vida nocturna, arte y cultura. Fácilmente explorada a pie, en taxis y autobuses, la vibrante ciudad ocupa una meseta en el centro geográfico del país, lo que la convierte en una excelente base para explorar otros destinos en Costa Rica.

Una atractiva mezcla de arquitectura histórica española y moderna, el bullicioso centro de la ciudad alberga monumentos, edificios gubernamentales, lugares culturales y un tráfico ruidoso. San José alberga varios museos que ofrecen una introducción a la historia, la cultura, el arte y la vida silvestre del país. San José también cuenta con una serie de centros de artes escénicas y teatros que presentan conciertos, bailes y dramas durante todo el año, incluido el Teatro Nacional, que es admirado como una de las atracciones arquitectónicas más impresionantes del país. Los turistas también pueden disfrutar explorando los coloridos mercados de San José en busca de recuerdos, así como el San Pedro Mall, uno de los centros comerciales más grandes de América Central.

La relajación y la recreación al aire libre se pueden encontrar entre las encantadoras plazas, espacios verdes y parques públicos de la ciudad que cuentan con jardines, lagos, áreas deportivas y obras artísticas. Algunos de los más populares son el Parque Nacional, el Parque Central de San José y el Parque Metropolitano La Sabana. El Zoológico Simón Bolívar es un buen lugar para que toda la familia vea especies animales de Costa Rica y de todo el mundo.

8. Parque Nacional Chirripó

Parque Nacional Chirripóflickr / amandicacom

Abarcando las tres provincias de Limón, Cartago y San José en el sur de Costa Rica, el Parque Nacional Chirripó protege una diversidad de hábitats y especies de vida silvestre, convirtiéndolo en un tesoro para los ecoturistas y amantes de la naturaleza. Nombrado en honor a la montaña más alta del país, Cerro Chirripó, el parque nacional presenta una combinación de mesetas montañosas sin árboles, helechos, marismas, exuberante selva tropical y lagos glaciares que albergan una gran cantidad de flora y fauna.

Algunas de las atracciones más notables del parque nacional incluyen el Bosque Nuboso del Parque Internacional La Amistad, Rabbit Valley, Monte Sin Fe y Cerro Terbi, todas gemas naturales que brindan vistas impresionantes. Los senderos bien marcados conducen a lo largo del parque, lo que brinda oportunidades para admirar los diversos paisajes y observar monos, iguanas y aves raras como el resplandeciente quetzal. Quienes deseen subir a la cima de la montaña deben esperar temperaturas frías por la noche y un viaje de ida y vuelta de 3 días.

El parque nacional es también uno de los pocos lugares en Costa Rica que es agradable para la escalada técnica en roca. Las estaciones de guardabosques están disponibles en diferentes lugares del parque, que ofrecen campamentos, alojamiento rústico e información para los visitantes. Se puede llegar a Chirripó desde la localidad de San Isidro de El General.

7. Rincón de la Vieja

Rincón de la Viejaflickr / Steve Jurvetson

Ubicado en la región del Pacífico Norte de Costa Rica, el Parque Nacional Rincón de la Vieja lleva el nombre de su principal atracción, un gran volcán humeante. Características naturales intrigantes como cráteres, respiraderos de vapor, pozos de barro burbujeante y aguas termales, así como una cantidad extraordinaria de plantas y vida silvestre hacen de este parque nacional un destino popular.

Alrededor del volcán hay numerosos acres de senderos para caminatas que atraviesan vegetación boscosa y bosque nuboso para revelar escenas espectaculares como cascadas impresionantes, cráteres volcánicos, calderos de barro y llanuras plagadas de orquídeas púrpuras. El sendero más popular, Las Pailas, es un sendero de corto circuito ideal para todos los niveles de experiencia y conduce a fumarolas humeantes y ollas de barro hirviendo. Otro sendero, el Sendero Cangreja, lleva a los excursionistas a las cascadas más aclamadas del parque, las Hidden Waterfalls, que caen en hermosas lagunas y piscinas naturales. Los excursionistas más experimentados que buscan un desafío mayor pueden realizar la caminata de ida y vuelta de ocho horas hasta el cráter en la cima del volcán.

Además de las caminatas, los visitantes del parque pueden disfrutar de otras actividades como acampar, tours de canopy, paseos a caballo, hacer tubing en aguas bravas, sumergirse en aguas termales y observar algunas de las muchas especies de vida silvestre que incluyen loros, tucanes, perezosos de dos dedos y monos aulladores. Otra experiencia que puede atraer a algunos es la oportunidad de hospedarse en uno de los varios ranchos de ganado en funcionamiento del parque, donde pueden participar en las tareas diarias, como arrear ganado y cuidar caballos. La mayoría de los visitantes acceden al parque nacional en coches de alquiler, taxis y autobuses desde la cercana ciudad de Liberia.

6. Parque Nacional Corcovado

Parque Nacional Corcovadoflickr / Christian Haugen

Considerado por muchos como la joya de la corona del sistema de parques nacionales de Costa Rica, el Parque Nacional Corcovado está tan lleno de excelentes oportunidades para la vida silvestre, que es un lugar que puede garantizar una gran cantidad de avistamientos. Situado en la Península de Osa en el suroeste de Costa Rica, el Parque Nacional Corcovado alberga varios ecosistemas importantes que incluyen manglares, bosques lluviosos, bosques de palmeras y bosques nubosos, además de playas y hábitats costeros.

Con varias rutas de senderismo serpenteantes a lo largo del parque, los visitantes tienen más posibilidades aquí que en cualquier otro lugar del país de ver algunas de las especies más raras y esquivas de Costa Rica, como monos ardilla de espalda roja, jaguares, águilas arpías, pecaríes de labios blancos, y tapires de Baird. También es posible ver ocelotes, pumas, perezosos, coatíes, monos (aulladores, arañas y capuchinos cariblancos), ranas dardo venenoso, ranas de cristal y numerosas especies de aves. Un paseo por la playa puede permitir vislumbrar tortugas marinas, cangrejos ermitaños, pelícanos y guacamayos escarlata volando por encima. Además de la riqueza de la vida silvestre, las rutas de senderismo también brindan a los visitantes la oportunidad de observar interesantes formaciones rocosas, plantas exóticas y hermosas cascadas. Navegar en canoa por el río es otra forma divertida de experimentar la biodiversidad del parque.

El acceso al Parque Nacional Corcovado se realiza a través del pueblo más cercano, Puerto Jiménez, donde los visitantes pueden organizar recorridos, alquilar bicicletas, caballos, vehículos 4×4 u optar por un viaje en autobús. Corcovado también tiene cuatro estaciones de guardabosques que brindan alojamiento, comida y campamento.

5. Parque Nacional Tortuguero

Parque Nacional Tortugueroflickr / vincentraal

A pesar de que se encuentra en una ubicación remota en el noreste de Costa Rica y es accesible solo por bote o avión, el Parque Nacional Tortuguero es uno de los parques nacionales más visitados del país. Uno de los santuarios de tortugas más importantes del Caribe occidental, el principal atractivo del parque son las tortugas marinas que anidan y eclosionan en la playa.

Debido a su clima húmedo y tropical, el Parque Nacional Tortuguero fomenta un rico ambiente de selva tropical, humedales, manglares, playas, canales y lagunas que están repletos de especies de plantas y vida silvestre, lo que lo convierte en un paraíso para los amantes de la naturaleza. La actividad más popular aquí es una caminata guiada por la playa para ver las tortugas madre anidando y las crías corriendo hacia el mar. El mejor momento para ver tortugas verdes y carey es entre julio y octubre, mientras que la temporada de anidación de las tortugas laúd es de febrero a abril.

Sin embargo, las tortugas no son la única atracción del parque. Los visitantes pueden pasear en bote o remar en canoa a través de los manglares y canales para vislumbrar una amplia variedad de vida silvestre que incluye mamíferos como manatíes, perezosos, nutrias de río, tapires, monos (araña, aullador y capuchino); aves como guacamayos verdes, tucanes, loros y garzas, así como reptiles como iguanas gigantes, lagartijas basilisco y cocodrilos.

Llegar al Parque Nacional Tortuguero es tan aventurero como el parque mismo. Los visitantes deberán organizar un recorrido en bote o alquilar un bote desde el pueblo de Tortuguero, al que se puede llegar en avión desde San José. El pueblo de Tortuguero ofrece restaurantes, hospedaje y operadores turísticos.

4. Playa Jaco

Playa Jacoflickr / wytze

A menos de dos horas de San José, Playa Jaco es un destino muy popular porque ofrece lo mejor de Costa Rica, desde hermosas playas hasta vida silvestre, actividades al aire libre y una vida nocturna chisporroteante. Playa Jaco es una animada ciudad costera conocida por su ambiente relajado y festivo y sus excelentes olas para surfear.

Si bien Playa Jaco atrae a muchos turistas, sigue siendo una playa limpia y tranquila donde la gente puede disfrutar de tomar el sol, nadar, surfear y pescar. También hay escuelas y clases de surf locales disponibles para aquellos que quieran aprender a surfear. Debido a que está cerca de las selvas tropicales, las reservas naturales y los parques nacionales, Playa Jaco también ofrece fantásticos tours ecológicos donde los visitantes pueden disfrutar de paseos a caballo, tours de canopy, expediciones en cuatrimotos, safaris, rafting y observación de vida silvestre como monos y guacamayos escarlata.

Debido a que es muy amigable para los turistas, Playa Jaco ofrece una buena variedad de restaurantes que sirven cocina internacional y comida tradicional costarricense. Además, la vida nocturna de Playa Jaco es una de las más populares de Costa Rica con docenas de opciones que van desde casinos hasta bares, discotecas, clubes nocturnos y bares de buceo.

3. Parque Nacional Manuel Antonio

Parque Nacional Manuel Antonio

Es el parque nacional más pequeño de Costa Rica, pero el Parque Nacional Manuel Antonio es también el más visitado del país, ya que es fácilmente accesible desde San José. El parque ofrece a los visitantes una belleza excepcional y una variedad de paisajes, vida silvestre y actividades. Ubicado en la costa del Pacífico central de Costa Rica cerca de la ciudad de Quepos, Manuel Antonio comprende una diversa gama de ecosistemas que incluyen exuberantes selvas tropicales, playas de arena blanca y hermosos arrecifes de coral, lo que lo convierte en un destino codiciado entre familias, mochileros, surfistas, buceadores, observadores de aves y ecoturistas por igual.

El Parque Nacional Manuel Antonio ofrece una amplia gama de actividades y aventuras al aire libre que incluyen natación, surf, snorkel, buceo, kayak de mar, avistamiento de ballenas, pesca deportiva, rafting y ciclismo de montaña. Varias rutas de senderismo ofrecen vistas panorámicas, cascadas y destellos de vida silvestre como …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *